Seleccionar página

Las antenas parabólicas te permiten gracias a su instalación recibir cientos de canales de TV. Hoy en día son un elemento bastante común en nuestros tejados y muchos edificios poseen una. Su auge es debido sobre todo a su abaratamiento y que no conlleva mucho coste. Instalarla es tarea de profesionales  como el equipo de Antenista en Barcelona, ya que te asegurarán una correcta instalación pero puedes intentarlo tú mismo con tiempo y paciencia.

Los satélite están  dotados de alta potencia de transmisión, la recepción doméstica de canales vía satélite se volvió mucho más atractiva al requerir diámetros de antena de tan sólo 60 centímetros. Por ello muchas personas desean instalar una antena parabólica. En este post vamos a tratar de explicar cómo hacerlo, pero si no dispones de tiempo la mejor opción es que llames a nuestros antenistas, ellos son especialistas en la reparación e instalación de antenas.

En estas frases vamos a intentar explicarte de una forma sencilla cómo hacer la instalación, hemos de decir que es recomendable tener alguna noción sobre el mundo de las antenas ya que algunos pasos pueden resultar complicados.

Las herramientas que vamos a necesitar para poder instalar nuestra antena parabólica son: taladro, brocas, llave inglesa, alicates, cinta, tijeras, destornilladores, brújula y nivel.

En primer lugar debemos de ubicar de la antena y elegir el soporte. Debe disponerse de una ubicación, preferentemente en un jardín, patio, balcón o azotea con orientación Sur y lo más cercana posible al televisor o habitación donde se tenga previsto instalar el receptor de satélite, para minimizar así el tendido de cable necesario y evitar pérdidas de señal y hacer el mínimo número de taladros para atravesar las paredes. Cuanto más largo es el cable peor llega la señal de la antena por ello es necesario que busques el lugar indicado. Dependiendo de en qué plano va a sujetarse la antena (horizontal o vertical) y la ubicación elegida, será necesario utilizar distintos tipos de soportes (normalmente brazos acodados en U o en L para paredes, soportes de pie verticales para jardines y terrazas, o barras verticales para instalar la antena en una posición elevada). Hay que tener en cuenta por otra parte la ley de antenas parabólicas antes de realizar ninguna instalación.

El anclaje del soporte a la pared requerirá de diferentes tacos y tornillos según el material del que esté construida, asegurándose de que se atornilla fuertemente para resistir inclemencias por viento y el propio peso del conjunto soporte+ antena. Se recomienda utilizar tacos metálicos para paredes de hormigón (nunca en paredes de obra) y tacos de nylon en paredes de obra, que es el caso más habitual, y cuyo uso dependerá también del plano de sujeción (véase punto anterior) y el diámetro de antena a instalar.

El tipo de pared que tengamos es también un elemento primordial a la hora de elegir dónde vamos a ubicar nuestra antena. Es importante que no haya muchos obstáculos delante de nuestra antena para evitar que éstos produzcan zonas de sombra que disminuirán su eficiencia en la recepción, problema que se acentuará cuanto más alejado esté el satélite, es decir, más deba inclinarse la antena hacia la línea de horizonte.

Cuando existan obstáculos fijos, tendremos que calcular la distancia  de separación horizontal entre éste y la ubicación de la antena es que la distancia sea 1,5 veces la altura del obstáculo.

Para ensamblar la antena, lo habitual es colocar el plato hacia abajo e ir siguiendo los pasos indicados por el fabricante hasta acoplar el brazo de la antena, en cuyo extremo, correspondiente al punto focal, se colocará el soporte del LNB.

En el caso de los soportes de pared, es muy conveniente asegurarlo con al menos 4 taladros. En primer lugar, habiendo elegido una pared con orientación Sur, se escoge la altura para colocar el soporte y se realiza un primer taladro en la esquina superior izquierda, se introduce el correspondiente taco y se encaja y aprieta un poco el tornillo. A continuación, nos aseguraremos  de que la placa del soporte de pared está perfectamente horizontal utilizando un nivel, seguidamente taladraremos  el resto de agujeros. Colocar el resto de tacos y apretar al máximo los 4 tornillos con ayuda de una llave inglesa, llave de tubo, taladro con cabeza hexagonal… para asegurar la instalación contra el viento.

Por último, tras comprobar la correcta posición del soporte respecto del suelo, colgaremos la antena en el soporte teniendo en cuenta no apretar los tornillos aún para poder manipular en la dirección correcta.

Cuando ya sepamos  los metros de cable que se necesitamos cortaremos a la distancia deseada, Hay que tener en cuenta que tenemos que pelar los extremos del cable dejando la malla, así como un trozo de la malla que cubre el dieléctrico interior y el aislante, de manera que parte del conductor quede al aire.

Los hilos ni la cubierta metálica de la malla exterior deberán tocar el conductor del centro, pues  pueden causar  pérdidas por ruido y/o el receptor que tenemos en nuestra casa informaría de un error de cortocircuito del LNB. Después de los pasos anteriores  insertaremos con una ligera  presión los conectores F y los roscaremos hasta que sobresalga el cobre conductor un poco.

Para evitar filtraciones de agua y frío en los dispositivos  y que los extremos de la malla no queden expuestos a las condiciones adversas, es conveniente enrollar con cinta aislante o vulcanizante para sellar las juntas  entre conectores y cable, una vez realizado estos pasos estaremos listos para unir el receptor con la antena..

antenistas-barcelona-antena

Es muy importante tener en cuenta que hay que orientar la antena hacia el Sur, una vez realizado esto y estar en una posición correcta tenemos que marcar tanto en mástil como en la propia antena la posición que tenga en ese momento  haciendo una señal de referencia, de este modo si en un futuro tuviéramos que cambiar la orientación por algún motivo siempre podemos volver a su posición original. Pero para conocer la orientación correcta  tendremos en cuenta una serie de pasos y datos que nos serán de utilidad:

Tendremos en cuenta que hay que tomar como referencia el Norte, así indicaremos el ángulo de giro en grados de forma horizontal, siempre en el sentido de las agujas del reloj, estos datos datos son muy importantes si queremos orientarla hacia un satélite en concreto desde un lugar específico. Todos estos datos son  muy importantes pues de ello depende que tengamos que realizar su ubicación en un lugar u otro.

Por otro lado otra de las cosas que tendremos en cuenta es el ajuste que tengamos que realizar en cuanto a la altura de esta. Esto lo realizaremos desde la montura de la propia antena.

Este proceso puede ser costoso si no eres un profesional, ante cualquier duda consulta con los expertos de Antenistas Barcelona.

Cuando ajustemos la antena en primer lugar tendremos en cuenta el tema horizontal y posteriormente la elevación que nos hará falta.

Para optimizar el nivel de señal tras la primera orientación de antena y ajustar el LNB  tenemos que realizar algunos pasos, siempre y cuando no dispongamos de aparatos de medición profesionales, cosa que disponer de ellos es muy caro.

Encenderemos el receptor y asignaremos una frecuencia que deseemos regulando la sensibilidad de la aguja de medición. Según los resultados obtenidos iremos variando la posición tanto en horizontal como en altura para que las señales sean óptimas. Lo que se intenta conseguir es la obtención del máximo de porcentaje en cuanto a calidad de la señal.

Con todos estos consejos y esta guía que les ofrecemos seguro que podrá disfrutar de su nueva antena disfrutando de las imágenes en el sofá de su casa.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!